RETIMUR - Asociación Retina Murcia

Consideraciones Inmunológicas de la Terapia con Células Madre Retinianas.

 

Kramer J(1), Chirco KR(1), Lamba DA(2)(3).

 

Información del autor:

(1)Instituto Buck para la Investigación del Envejecimiento, Novato, CA, USA.

(2)Departamento de Oftalmología, Universidad de California San Francisco, San Francisco, CA, USA. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

(3)Instituto Buck para la Investigación del Envejecimiento, Novato, CA, USA. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Existe un esfuerzo creciente para conseguir generar células de reemplazo para aplicación neuronal debido a la naturaleza no regenerativa de estos tejidos. Aunque mucho se ha avanzado en el desarrollo de metodologías para generar estas células, han habido limitadas mejoras en la restauración funcional. Algunas de estas dificultades están relacionadas con el degenerativo y a menudo no receptivo microambiente en el que las nuevas células necesitan integrarse. En este estudio, nos centraremos en el estado y papel del microambiente inmune de la retina durante la homeostasis y los estados de enfermedad. Revisaremos los cambios en la inmunidad innata y adaptativa, así como el rechazo inmune en las terapias de reemplazo de células madre. Este artículo terminará con una discusión sobre las estrategias inmunomoduladoras que han ayudado a mejorar estos efectos y podrían, potencialmente, mejorar el resultado funcional de las terapias de reemplazo celular del ojo.

 

DOI: 10.1007/978-3-030-28471-8_4

PMID: 31654387  [Indexed for MEDLINE]

 

 

Autor/es: Kramer J, Chirco KR, Lamba DA

Traductor/a: OSCAR SANCHEZ NAVARRO

 

 

La deprivación intraocular de VEGF induce a la degeneración y a la respuesta fibrogénica de la retina

 

Información del autor:

  • Departamento de Oftalmología, Hospital General de Shanghái, Shanghái Jiao Tong Escuela Universitaria de Medicina, Shanghái, China.
  • GloriousMed Compañía Tecnológica, Limited, Shanghái, China.
  • Laboratorio Clave para las Enfermedades del Fondo Ocular de Shanghái, Shanghái, China.
  • Facultad de Ciencias de la Vida, Universidad de Liverpool, Liverpool, Reino Unido.

(5) Centro de Ingeniería de Shanghái para Ciencias Visuales y Fotomedicina, Shanghái, China.

(#) Contribuido igualmente

 

El VEGF es un impulsor crítico de la neovascularización ocular en condiciones de enfermedad. Las estrategias terapéuticas actuales se basan en la administración intraocular de reactivos antagonistas del VEGF, lo que resulta en la supresión sostenida de la vascularización patogénica. Aunque se ha logrado un avance significativo en el antagonismo del VEGF, se han hayado efectos adversos sustanciales en estudios clínicos retrospectivos. Para estudiar los mecanismos de los efectos adversos asociados al antagonismo del VEGF en la visión, hemos administrado por vía intravítrea mediante virus recombinante adenoasociado una expresión de tirosina quinasa-1 soluble relacionada con Fms (rAAV.sFLT-1), el dominio extracelular del receptor VEGF, y se analizó la morfología y funciones de tejido de la retina. Aquí, confirmamos que el antagonismo intraocular del VEGF inducía degeneración de la retina y gliosis. El déficit funcional de la respuesta retiniana para la  estimulación visual también se demostró mediante electroretinograma en ojos tratados con rAAV.sFLT-1.

Además, el análisis de secuenciación de ARN de alto rendimiento sugiere que el antagonismo de VEGF activa la degeneración retiniana, inflamación y otros efectos adversos. Tomados en conjunto, nuestros hallazgos han arrojado luz sobre los mecanismos patógenos de los efectos adversos asociados al antagonismo del VEGF y sobre las potenciales dianas terapeúticas.-Xiao, M., Liu, Y., Wang, L., Liang, J., Wang, T., Zhai, Y., Wang, Y., Liu, S., Liu, W., Luo, X., Wang, F., Sun, X. La deprivación intraocular de VEGF induce a la degeneración y a la respuesta fibrogénica de la retina.

 

DOI: 10.1096/fj.201901283RR

PMID: 31648566

 

 

Autor/es: Xiao M, Liu Y, Wang L, Liang J, Wang T, Zhai Y, Wang Y, Liu S, Liu W, Luo X, Wang F, Sun X

Traductor/a: OSCAR SANCHEZ NAVARRO

 

 

 

El papel de la vitamina D en la patogénesis de las enfermedades oculares

 

Skowron K (1), Pawlicka I (2), Gil K (3).

 

Información del autor:

(1) Departamento de Fisiopatología, Jagiellonian University Medical College, Czysta 18, Cracovia, Polonia. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

(2) Hospital Oftalmológico Voivodship "Na Wzgórzach", Cracovia, Polonia.

(3) Departamento de Fisiopatología, Facultad de Medicina de la Universidad Jagiellonian, Czysta 18, Cracovia, Polonia.

 

La prevalencia de deficiencia de vitamina D en la población estadounidense y europea se estima que es extremadamente alta. Aunque hoy en día menos personas sufren graves problemas de salud relacionados con el metabolismo del calcio y el fosfato como resultado de deficiencia de vitamina D, cada vez hay más estudios que sugieren que el calcitriol puede jugar un papel importante en la patogénesis de otras enfermedades en prácticamente cada sistema del cuerpo Un creciente cuerpo de investigación muestra que a través de su ubicuidad receptor expresado, el calcitriol muestra un potente antiangiogénico actividad antiinflamatoria Esta revisión resume los descubrimientos recientes sobre Estos efectos no clásicos de la vitamina D y sus implicaciones clínicas. datos colección centrada en la prevención y el tratamiento de enfermedades oculares, así como en los mecanismos subyacentes.

 

 DOI: 10.24425/fmc.2018.124662

PMID: 30467438 [Indexed for MEDLINE]

 

Autor/es: Skowron K, Pawlicka I , Gil K

 Traductor/a: CECILIO SÁNCHEZ MARÍNEZ

 

Características genéticas detalladas de una gran cohorte internacional de pacientes con enfermedad de Stargardt: informe 8 del estudio ProgStar

 

Fujinami K(1)(2)(3)(4), Strauss RW(3)(4)(5)(6)(7), Chiang JP(8), Audo IS(9)(10),

Bernstein PS(11), Birch DG(12), Bomotti SM(5), Cideciyan AV(13), Ervin AM(5),

Marino MJ(14), Sahel JA(10)(15)(16), Mohand-Said S(9)(10), Sunness JS(17),

Traboulsi EI(14), West S(5), Wojciechowski R(5), Zrenner E(18)(19), Michaelides

M(20)(4), Scholl HPN(21)(22); ProgStar Study Group; ProgStar Study Group.

 

Collaborators: Scholl HP, Strauss RW, Wolfson Y, Bittencourt M, Shah SM, Ahmed M,

Schönbach E, Fujinami K, Traboulsi E, Ehlers J, Marino M, Crowe S, Briggs R,

Borer A, Pinter A, Fecko T, Burgnoni N, Sunness JS, Applegate C, Russell L,

Michaelides M, Esposti SD, Moore A, Webster A, Connor S, Barnfield J, Salchi Z,

Alfageme C, McCudden V, Pefkianaki M, Aboshiha J, Liew G, Holder G, Robson A,

King A, Cajas Narvaez DI, Barnard K, Grigg C, Dunbar H, Obadeyi Y, Girard-Claudon

K, Swann H, Rughani A, Amoah C, Carrington D, Bibi K, Co ET, Illiyas MN, Begum H,

Carter A, Georgiou A, Lewis S, Shaheen S, Shinmar H, Burton L, Bernstein P,

Wegner K, Sawyer BL, Carlstrom B, Farnsworth K, Fry C, Chandler M, Jenkins G,

Creel D, Birch D, Wang YZ, Rodriguez L, Locke K, Klein M, Mejia P, Cideciyan AV,

Jacobson SG, Schwartz SB, Matsui R, Gruzensky M, Charng J, Roman AJ, Zrenner E,

Nasser F, Hahn GA, Wilhelm B, Peters T, Beier B, Koenig T, Kramer S, Sahel JA,

Mohand-Said S, Audo I, Laurent-Coriat C, Sliesoraityte I, Zeitz C, Boyard F, Tran

MH, Chapon M, Chaumette C, Amaudruz J, Ganem V, Sancho S, Girmens A,

Wojciechowski R, Khan S, Emmert DG, Cain D, Herring M, Bassinger J, Liberto L,

West SK, Ervin AM, Munoz B, Kong X, Dreger K, Jones J, Burke R, Sadda S, Ip MS,

Jha A, Ho A, Kramer B, Lam N, Tawdros R, Zhou YD, Carmona J, Uji A, Hariri A,

Lock A, Elshafei A, Ganegoda A, Petrossian C, Jenkins D, Strnad E, Baghdasaryan

E, Ito E, Samson F, Blanquel G, Akil H, Melendez J, Lei J, Huang J, Chau J,

Falavarjani KG, Espino K, Li M, Mendoza M, Nittala MG, Roded N, Saleh N, Huang P,

Pitetta S, Balasubramanian S, Leahy S, Srinivas SJ, Velaga SB, Margaryan T,

Tepelus T, Brown T, Fan W, Murillo Y, Shi Y, Aguilar K, Chan C, Santos L, Seo B,

Sison C, Perez S, Chao S, Miyasato K, Higgins J, Luna Z, Menchaca A, Gonzalez N,

Robledo V, Carig K, Baker K, Ellenbogen D, Bluemel D, Sanford T, Linares D, Tran

M, Nava L, Oberoi M, Romero M, Chiguil V, Bynum-Bain G, Kim M, Mendiguren C,

Huang X, Smith M, Eberhart Z, Nasser F, Hahn G.

 

Leer más: Características genéticas detalladas de una gran cohorte internacional de pacientes con enfermedad...

Asesoramiento de la Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International sobre el uso de la cloroquina

 

La cloroquina es un medicamento antimalárico aprobado por la FDA en 1934. Desde entonces, se ha descubierto que es beneficioso en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide (1). 

Las dosis estándar de cloroquina utilizadas para el tratamiento de la malaria y otras enfermedades sistémicas tienen pocos efectos secundarios. Sin embargo,resultan perjudiciales cuando se inyectan en el torrente sanguíneo (por vía parenteral) en dosis altas y en un corto espacio de tiempo, o cuando se toman en forma de pastillas (por vía oral) en dosis regulares durante muchos años. Las complicaciones más graves de la cloroquina son: retinopatía, cardiomiopatía, neuromiopatía y miopatía (1).

Los factores de riesgo más importantes que afectan a los ojos son las dosis altas y la larga duración (en años) de su consumición (2). Los dos efectos adversos típicos en los ojos son la queratopatía (enfermedad corneal derivada de la aparición de calcio en la córnea central) y la retinopatía. La retinopatía, unida al uso prolongado de análogos de cloroquina, es un problema clínico mucho más grave y puede provocar daños irreversibles en la retina, incluso pérdida de visión (1). Los pacientes con una enfermedad retiniana subyacente pueden tener un mayor riesgo de toxicidad por cloroquina (2).

En una etapa temprana, la enfermedad retiniana provocada por cloroquina puede ser asintomática, pero puede detectarse por la pérdida de sensibilidad en el campo visual o por cambios en la tomografía de coherencia óptica (OCT). En etapas más avanzadas de la enfermedad, los pacientes pueden desarrollar una maculopatía «ojo de buey», caracterizada por un anillo de epitelio pigmentario de la retina (RPE) en el área macular más cercana a la fóvea. En algunas ocasiones, aunque pocas, la toxicidad de la cloroquina en la etapa final conduce a un RPE generalizado y a la atrofia retiniana, lo que implica una pérdida de la visión central, periférica y nocturna. (1,2)

La toxicidad de la cloroquina es una preocupación oftalmológica bastante seria porque no tiene tratamiento. También ha habido casos de progresión de pérdida de visión en pacientes incluso años después de la interrupción del tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina (3,5). Por lo tanto, es importante tener cuidado con su uso. Los pacientes con un peso bajo (menos de 50 kg) y enfermedades renales deben recibir las dosis ajustadas a su peso (6): un máximo de 6,5 mg de cloroquina-fosfato por kilo (2).

Aunque se ha sugerido que la cloroquina puede cambiar la acidez en la superficie de la célula, lo que puede evitar que virus como el COVID-19 la infecten, (4) no hay consenso sobre si la cloroquina y otros medicamentos antimaláricos son seguros y efectivos para tratar el COVID-19, ya que las pruebas no están lo suficientemente avanzadas.

Todavía no se sabe con certeza cómo la cloroquina o cualquier medicamento antimalárico funcionaría contra el COVID-19.

La Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International recomienda que las personas afectadas por una distrofia retiniana subyacente no se automediquen con cloroquina. Además, recomienda encarecidamente a los pacientes que sigan los consejos de su médico antes de administrarse cloroquina.

 

(NOTA: a continuación hay un enlace a una carta publicada por la FDA que autoriza el uso de cloroquina contra COVID-19 en casos de emergencia)  https://www.fda.gov/media/136534/download. Sin embargo, la Agencia Europea del Medicamento está limitando su uso contra el COVID-19 únicamente para ensayos clínicos).

 

Referencias

  1. Al-Bari, M.Chloroquine analogues in drug discovery: new directions of uses, mechanisms of actions and toxic manifestations from malaria to multifarious diseases. Journal of Antimicrobial Chemotherapy, (2015) 70: 1608–1621
  2. Marmor, M., Kellner, U., Lai, T., Melles, R. and Mieler, W., 2016. Recommendations on Screening for Chloroquine and Hydroxychloroquine Retinopathy (2016 Revision). Ophthalmology, 123(6), pp.1386-1394.
  3. Ehrenfeld, M., Nesher, R. and Merin, S., 1986. Delayed-onset chloroquine retinopathy. British Journal of Ophthalmology, 70(4), pp.281-283.
  4. Devaux, C., Rolain, J., Colson, P. and Raoult, D., 2020. New insights on the antiviral effects of chloroquine against coronavirus: what to expect for COVID-19?. International Journal of Antimicrobial Agents, p.105938.
  5. Mukwikwi, E., Pineau, C., Vinet, E., Clarke, A., Nashi, E., Kalache, F., Grenier, L. and Bernatsky, S., 2019. Retinal Complications in Patients with Systemic Lupus Erythematosus Treated with Antimalarial Drugs. The Journal of Rheumatology, 47(4), pp.553-556.
  6. Ochsendorf FR, Runne U, Goerz G, Zrenner E. [Chloroquine retinopathy: avoidable by individualized daily dosing]. Dtsch Med Wochenschr. 1993 118(51-52):1895-8. Review. German. PubMed PMID: 8287780.

 

Autor: Prof. Dr. E. Zrenner

Presidente de la Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International

Traductor/a: Ana Martínez Rec